Una de las formas más frecuente de aparecer en ficheros de morosidad es por descubiertos en nuestra cuenta corriente. Muchas veces ni siquiera somos conscientes de que los tenemos, llegamos a ellos por despiste o desconocimiento de nuestras condiciones bancarias.

¿Qué es un descubierto en cuenta corriente?

Cuando tu cuenta corriente está a cero y se produce un pago, verás como aparece un número negativo en tu cuenta de ahorros. A este saldo negativo se le conoce como “descubierto”.

La mayoría de descubiertos se producen por las comisiones que cobra nuestro banco, por mantenimiento o por la tarjeta de crédito. Existen multitud de cuentas en las que no te cobran comisiones de ningún tipo (Siempre que cumplas unas serie de requisitos)

Sin embargo debemos informarnos bien de que esto es así para no llevarnos sorpresas, que se produzca un cobro inesperado en concepto de “comisión” y nos aparezca un descubierto por no tener saldo suficiente.

Muchas veces pensamos que sacando todo nuestro dinero de la cuenta en cuestión, esta se dará automáticamente de baja, anulando lógicamente las comisiones asociadas. Esto no es así, las comisiones seguirán llegando y si tu cuenta está vacía se crearán los descubiertos. De no poner una rápida solución se te puede añadir a una cuenta de morosos. Mucho cuidado con este aspecto, parece una tontería pero como acabamos de ver trae consigo consecuencias muy indeseables.

¿Qué puedes hacer si tienes descubiertos en tu cuenta corriente?

Si al abrir tu cuenta ves que aparecen descubiertos inesperados puedes hacer lo siguiente:

  • Reclamar a tu entidad: En ocasiones los descubiertos se producen por una falta de comunicación entre el banco y el cliente. Si es así puedes comunicar a tu entidad que no se te informó correctamente de las comisiones y/o sus requisitos. Lo más habitual es que te recomienden hacer una reclamación, te indicarán cómo rellenar el formulario y solo tendrás que enviarlo a la dirección indicada. En caso de que tengas razón se te devolverá la cantidad del descubierto.
  • Abonar el descubierto: Si la compañía considera que “no tienes razón” lo más probable es que debas abonar el descubierto. Puedes proceder por vía legal pero en muchos casos, si no hablamos de una cantidad desorbitada, te será más cómodo, rápido y económico abonar el descubierto y ver como proceder para que esto no vuelva a pasar.

¿Qué puedes hacer si tu situación de insolvencia te impide cubrir tus descubiertos?

Cuando has agotado todas las opciones descritas y aun así, es imposible solucionar la situación de tus descubiertos, es el momento de conocer y, si lo consideras necesario, hacer uso del derecho que la Ley de la Segunda Oportunidad te concede por Ley.

Evita descubiertos a futuro en tu cuenta corriente

  • Ten siempre algo de saldo en tu cuenta: Si se produce un cobro imprevisto podrán coger el dinero sin producirse un descubierto. Si el cobro es indebido por parte de la entidad podrás reclamarlo para que se te devuelva.
  • Consulta bien las condiciones de la cuenta: La mayoría de cuentas bancarias tienen comisiones asociadas, existen cuentas online con 0 comisiones si se cumplen una serie de requisitos, asegúrate de cumplirlos todos para que no se te cobre nada, de lo contrario tendrás que reclamar el importe cobrado indebidamente.
  • Cancela rápidamente tu cuenta bancaria si ya no la usarás: Las cuentas no se dan de baja automáticamente al no usarlas, debemos darla nosotros o de lo contrario se nos seguirán cobrando las comisiones asociadas.

Contacta con nosotros

Un especialista en la 2ª Oportunidad atenderá personalmente tu caso.

Contacta con nosotros

Un especialista en la 2ª Oportunidad atenderá personalmente tu caso.