El notario es una figura que por ley debe estar siempre presente en la compra-venta de una vivienda pero que, a su vez, genera muchas dudas ¿Cuáles son sus responsabilidades y derechos?

A continuación te contamos todo lo que necesitas saber sobre la figura del notario:

Responsabilidades y derechos de un notario

La principal obligación de un notario es prestar seguridad jurídica a sus clientes, se les considera funcionarios públicos del estado. La figura del notario procede del campo del Derecho, por lo que puede ejercer este en cualquier modalidad para la que tenga autorización.

En cuanto a los derechos, responsabilidades y funciones del notario, este ejerce la fe pública notarial, avalando a los ciudadanos con un asesoramiento jurídico relativo a las diferentes vertientes del derecho privado, también redacta rigurosamente los documentos relativos a cualquier acto y/o negocio jurídico. Las escrituras notariales más habituales con las operaciones de compra-venta.

Antes de la firma (Momento en que la compra-venta queda finalizada) el notario solicitará a las partes su documento de identidad y los poderes originales en caso de haberlos, también solicitará todos los documentos que la ley exija para llevar a cabo la firma notarial.

En las actas el notario solamente da fe de los hechos que puede percibir y de aquellos que pueden ser contrastados mediante pruebas. La figura del notario está precedida por la etiqueta de profesional impertérrito que se limita a aplicar la legalidad vigente, pues el profesional no examina los expedientes financieros de las partes ni atiende a tesituras personales. El notario simplemente lee el contrato legal.

Una vez que las partes y el notario han firmado los documentos se presupone su legalidad.

En los documentos se resume toda la información que hace referencia a la operación: objeto del contrato, datos de las partes, modo de pago, garantías… Además los documentos originales o copias compulsadas se añaden a la escritura final. A su vez el notario conserva los documentos originales, entregando las copias solicitadas siempre que sean requeridas por las partes.

Sobre el coste de los servicios notariales

Es obligación del notario ejercer de forma gratuita los servicios de asesoría salvo en excepciones marcadas por la ley.

El notario recibe sus honorarios en concepto de sus servicios de notaría, por ejemplo al realizar un contrato de compra-venta de una vivienda los honorarios del notario no suelen superar el 1%, por esa razón aunque pueden parecernos altos en un primer momento no lo son tanto en relación con los gastos totales de la operación. Antes de prestar el servicio el notario debe informar de forma clara de sus honorarios.

La elección del notario

La elección del notario es libre por parte del usuario, quien tiene todo el derecho a elegir un profesional de su entera confianza. En ocasiones puede ser la promotora quien intente imponer a un notario concreto, pero es el comprador quien tiene la última palabra a la hora de elegir el profesional que dará fe pública de la operación.