Salir del ASNEF

L

a principal preocupación de aquellos que acaban inscritos en ASNEF es cómo salir de él lo antes posible para no perpetuar el problema. Para abandonar ASNEF la única vía posible es saldar la deuda. La entidad acreedora que cedió los datos es también la que decide si procede o no su cancelación.  Lógicamente tampoco permitirá que el titular salga si sigue sin liquidar su deuda.

Por lo general, una vez saldada la cantidad, la misma entidad se encarga de eliminarte del registro. No obstante, si por alguna circunstancia el nombre no desaparece, el perjudicado puede dirigirse directamente al fichero. Deberá hacerlo acreditando su identidad y solicitando la cancelación, que, si procede, tendrá lugar en un plazo de 10 días como máximo.

Otra opción es dejar que el tiempo borre las deudas. La Ley Orgánica 5/1992 especifica que solo podrán registrarse los datos que hagan referencia a una deuda no pagada con una vigencia de como máximo seis años. Pasado ese tiempo, no se podrán ni incluir datos relativos a ella ni mantener los que ya figurasen en esta lista negra.

Acogerse a la Ley de Segunda Oportunidad

La última y más reciente opción, es la Ley de Segunda Oportunidad.  La nueva Ley permite que una persona física o jurídica pueda salir adelante a pesar de tener sobre sus espaldas una deuda importante y difícil de asumir. Como su propio nombre indica esta ley, también conocida como beneficio de exoneración del pasivo insatisfecho (BEPI), perdona las deudas de cualquier particular que no puede asumir el pago.

La Ley se posiciona como la mejor opción para afrontarlo cuanto antes. Para ello deberás liquidar tus activos y la vivienda, si es en propiedad, (ya que la vas a perder igual). Una vez liquidados todos tus bienes, si sigue habiendo deuda, esta quedará exonerada.

La Ley se basa en un principio económico fundamental, asumir el duro golpe de sufrir un fracaso económico, como una oportunidad, ver la luz y poder empezar de cero.

Igual que pasaba con la anterior Ley concursal, que permitía a las empresas zanjar sus deudas, la Segunda Oportunidad añade la novedad de permitir a particulares (es decir al 100% de los ciudadanos) acogerse al mismo principio.

Borrón y cuenta nueva!

El aspecto más importante de empezar de cero es sanear tus finanzas y posibilitar la supervivencia de tu economía. Además aporta otros aspectos, como salir de la ASNEF y de otros ficheros de morosidad. Esto te permitirá en el futuro  volver a solicitar financiación a contratar una línea telefónica. Así, en una situación en la que los créditos te asfixianesta es sin duda la solución más eficiente.

Aunque podemos afirmar que estar en un fichero de morosidad nos hace tomar conciencia de la situación y adoptar medidas. Solo adoptando medidas para desendeudarnos podemos salir del ASNEF o RAI. Hasta hace poco negociar con acreedores y actualmente acogiéndonos a la ley de segunda oportunidad.

Contacta con nosotros

Un especialista en la 2ª Oportunidad atenderá personalmente tu caso.

Contacta con nosotros

Un especialista en la 2ª Oportunidad atenderá personalmente tu caso.