Los Administradores Concursales de la asociación Aspac se sienten optimistas con respecto a la Ley de la Segunda Oportunidad. Especialmente, tras la última sentencia dictada por el supremo.

¿Qué es la ley de la segunda oportunidad?

Esta ley fundada en 2015 es un mecanismo para que profesionales y pequeñas empresas se liberen de deudas imposibles de forma legal.

La idea estaba clara, el sistema supondría un salvavidas económico para miles de familias españolas ahogadas por deudas surrealistas. Como ya venía siendo tendencia en otros países de Europa.

Sin embargo, para sorpresa de expertos financieros y administradores concursales la cosa no fue así, y las cifras de personas acogidas a la Ley de la Segunda Oportunidad son escandalosamente bajas en nuestro país.

Cifras que los administradores concursales de la asociación Aspac esperan que cambien muy pronto:

La esperanza de la asociación Aspac:

El pasado 2 de Julio el Tribunal Supremo dictó una sentencia clave:

Esta nueva resolución dicta que la deuda pública contraída por el deudor debe ser igualmente exonerada a la deuda privada. De manera que la persona acogida a la ley disfrute de un salvavidas económico real y completo.

Y es que hasta la fecha la Ley de la Segunda Oportunidad contaba con una clara incoherencia según administradores concursales del grupo Aspac:

Mientras que el juez aceptaba el plan de pagos, la Administración Pública seguía imponiendo con «cobros a posteriori». Esta inflexibilidad no sólo era poco esperanzadora para alguien ahogado por las deudas, sino que suponía la principal causas de la baja acogida de esta ley.

El acreedor público es una pieza más del puzle de la deuda
La última sentencia del Supremo deja en relieve que el acreedor público no es si no, una parte más de la deuda.

Si queremos que las personas acogidas a la Ley de la Segunda Oportunidad vivan de verdad el desahogo que necesitan, la deuda privada debe ser igualmente exonerada.

Administradores concursales de Aspac también coquetean con la idea de flexibilizar aún más el sistema:

El fin último es que los deudores sin activos (Uno de los colectivos más afectados) puedan acogerse a una exoneración rápida.

En dicha cancelación también contarían con la posibilidad de eludir la liquidación completa del patrimonio, algo devastador para los deudores con familias y personas a su cargo.

Jordi Castell se pronuncia

Jordi Castell, administrador concursal y miembro de la junta directiva de Aspac, se muestra muy optimista en el crecimiento de las personas acogidas a la Ley de la Segunda Oportunidad:

La ley concursal «no ha sido capaz hasta ahora de dar respuesta a las nuevas necesidades sociales» y «en cambio los juzgados sí están apuntando por donde puede ir la solución»

«En cuanto los despachos conozcan que la tendencia va a ser permitir la exoneración de las deudas con la Administración existirá un incentivo para presentar casos de segunda oportunidad»

Palabras de Jordi Castells.

Administradores concursales de la asociación Aspac también advierten que el papel de los jueces durante el proceso será crucial.

La cancelación total de una deuda tiene consecuencias con los acreedores, y es algo que entre todas las partes debemos gestionar eficazmente.

En empiezadecero.es te asesoramos sobre la mejor forma de exonerar tus deudas.

Estamos especializados en casos de insolvencia. Seguimos muy de cerca todos sistemas de exoneración para que, sin importar cómo sea tu caso, consigas esa nueva oportunidad que todos merecemos.

Contacta con nosotros

Un especialista en la 2ª Oportunidad atenderá personalmente tu caso.

Contacta con nosotros

Un especialista en la 2ª Oportunidad atenderá personalmente tu caso.