Un concurso de acreedores es un proceso del que todo empresario ha oído hablar pero que a la vez genera muchas dudas, ninguna empresa quiere verse en este caso por tanto no es un ámbito sobre el que el empresario desee investigar.

No obstante, puede darse el caso de que una empresa se vea obligada a entrar en concurso y llegados a este supuesto nos conviene tener a mano toda la información posible:

Guía sencilla sobre el concurso de acreedores

Lo primero que debemos saber es que el proceso concursal se regula actualmente por la Ley 22/2003, de 9 de julio, Concursal.

¿Cuándo una empresa puede declararse en concurso de acreedores?

El concurso de acreedores es un requisito básico para que un empresario, particular o  autónomo pueda acogerse a la Ley de la Segunda oportunidad.

Una empresa puede declararse en concurso de acreedores siempre que se encuentre en situación de insolvencia.

¿Qué conocemos por insolvencia según la ley?

  • Insolvencia actual: La empresa ya no puede cumplir con sus obligaciones económicas.
  • Insolvencia inminente: La compañía prevé que no podrá cumplir con sus obligaciones en un periodo de tiempo relativamente corto.

¿Quién puede solicitar el concurso de acreedores dentro de la empresa?

Es obligación del órgano de administración o de liquidación de la empresa, también pueden solicitarlo los socios que sean responsables personalmente de las deudas de la compañía.

¿Entrar en concurso de acreedores es un deber de la empresa?

Si, el deudor debe declararse en concurso de acreedores si se da el estado de insolvencia, al presentar la solicitud deberá indicar además si se trata de un estado de insolvencia actual o inminente.

¿De qué plazo dispone una empresa para presentar la solicitud del concurso?

Salvo excepciones puntuales (Como las establecidas para hacer frente a la crisis sanitaria por Covid-19) el deudor cuenta con un periodo máximo de dos meses desde el momento en que conoce la situación de insolvencia para presentar la solicitud del concurso.

¿Cuándo se puede asumir que una empresa está en situación de insolvencia?

  • Cuando existe una declaración previa administrativa o judicial firme de insolvencia.
  • Si se dan embargos que afecten al patrimonio general.
  • Sobreseimiento generalizado en los pagos.
  • Alzamiento o liquidación ruinosa o apresurada de los bienes.

¿Se necesita personal legal para solicitar el concurso de acreedores?

Sí, la ley exige que la solicitud del concurso de acreedores esté firmada por un abogado y un procurador.

¿En qué juzgado se debe presentar la solicitud del concurso?

Si hablamos de un empresario deberá presentar la solicitud en los Juzgados de lo mercantil, por otro lado los juzgados de primera instancia pueden gestionar las solicitudes de las personas físicas.

¿Qué documentación debe presentarse?

  • Memoria del historial económico y jurídico de la empresa.
  • Listado de los bienes y derechos que conforman su patrimonio.
  • Relación de acreedores.
  • Plantilla de trabajadores.
  • Cuentas anuales.
  • Memoria de los cambios significativos en el patrimonio.
  • Memoria de las operaciones realizadas después de las últimas cuentas anuales.

El concurso de acreedores es el paso previo para solicitar la Ley de la Segunda Oportunidad y librarse por fin de esas deudas que ahogan a tantas familias. Si necesitas asesoría con el concurso de acreedores y el acogimiento a esta ley, contacta con el equipo de empiezadecero.es y descubre como podemos ayudarte.