Las personas que estudian derecho o se plantean hacerlo se preguntan habitualmente ¿Cómo puedo ser un buen abogado? A continuación en empiezadecero.es te damos las claves para conseguir, no solo ser un Abogado de la Segunda Oportunidad, sino ser un buen abogado en cualquier rama de la abogacía:

Lo más importante como en todas las carreras es la motivación y una fuerte vocación por el servicio público. Más allá de estos pilares fundamentales, los expertos coinciden en que un buen abogado debe poseer también una serie de habilidades personales. Además y unas buenas herramientas que le permitan ejercer su profesión de la manera adecuada:

Las cualidades de un buen abogado

  • Una buena capacidad de análisis y argumentación.
    Para conocer cada detalle del caso y su relevancia, además de poder exponerlo ante el tribunal con profesionalidad y contundencia.
  • Capacidad de negociar.
    Un abogado exitoso debe tener buena capacidad de negociar y persuadir. Un buen abogado no solo vela por los intereses de sus clientes cuando se produce un conflicto, sino que también evita que estos lleguen a producirse.
  • Un abogado de éxito debe ser ordenado.
    Siendo metódico con los documentos y la información que maneja, con el fin de evitar malentendidos y agilizar los tiempos. Un buen abogado también debe ser persistente para que nada se le escape. Además, debe conseguir la mayor cantidad de información relativa al caso que le sea posible.
  • Agilidad para tomar decisiones.
    Siendo a la vez flexible para adaptarse a los posibles cambios que se den durante el proceso, en este punto es crucial que el profesional sea resolutivo y mantenga altos niveles de motivación, pues de un correcto trabajo dependen los intereses de sus clientes.
  • Un abogado exitoso debe ser paciente.
    Pues el profesional tendrá que enfrentarse a discusiones ajenas y lidiar con las tensiones del día a día que puedan cargar las personas con las que se relaciona. Además un buen abogado será discreto y cumplirá con el código ético, mientras vela siempre por el cumplimiento de la ley.

Herramientas profesionales para ser un abogado exitoso

La herramienta más importante con la que cuenta un abogado exitoso es la formación continua, para ejercer como abogado se deben cursar el grado en Derecho y el máster en Ejercicio de la Abogacía, sin embargo conviene también especializarse en alguna otra rama jurídica, ya que es imposible ser experto en todo el ámbito legal.

La especialización del abogado permite al profesional ofrecer un servicio diferenciado a sus clientes sobre la materia en que este sea experto.

Más allá de dicha especialización el abogado debe mantenerse al día de todos los cambios que surjan en el ámbito legislativo, para seguir ejerciendo su labor siempre con la máxima diligencia y actualización.

Un abogado o futuro abogado entiende al mundo jurídico como un ente vivo. Este mundo está sujeto a los cambios de la sociedad y en constante evolución. Si esta máxima se cumple el abogado siempre estará listo para ofrecer a sus clientes un servicio intachable.  Conocer las modificaciones que afectan a su área de actuación en tiempo reducido, marcará una gran diferencia en la resolución de los casos.

¿Y si deseo ser un abogado de la Segunda Oportunidad?

Si deseas iniciarte o especializarte en el derecho concursal o mas concretamente se un Abogado de la Segunda Oportunidad, te podemos orientar desde el principio, contacta con nosotros y te diremos como hacerlo con todas las garantías de éxito.

TRABAJA CON NOSOTROS