U

na vez que el mediador haya solicitado el concurso de acreedores voluntario, el juez podrá exonerarte de gran parte de tus deudas bajo tres condiciones:

  1. La enajenación de tus bienes para afrontar el pago pendiente de deuda. Si entre tus bienes hubiera un inmueble con hipoteca, el saldo obtenido de su enajenación se entregará, directamente, a la entidad financiera prestamista. Si no se lograra cancelar toda la hipoteca, el resto de la deuda será objeto de exoneración;
  2. Que el propio juez, una vez enajenados los bienes, considere que careces de dinero y de otros activos para afrontar tus deudas;
  3. Demostrar que se ha obrado de buena fe y por supuesto, que hayas demostrado tu intención de pago.
Saber más de la ley
ACÓGETE A LA LEY