S

í, si se ha actuado de buena fe. Y es que, en el caso de que durante los cinco años siguientes a su concesión se constatase la existencia de ingresos, bienes o derechos del deudor ocultados, cualquier acreedor podrá pedir la revocación del beneficio de desaparecer deudas. En definitiva, la ley castiga los actos fraudulentos.

Por otro lado, para el caso de que hayas tenido que optar por el plan de pagos de 5 años para abonar las deudas de derecho público, podrá pedirse la revocación del beneficio que permite desaparecer deudas si mejorase sustancialmente la situación económica del deudor por causa de herencia, legado o donación; o juego de suerte, envite o azar, de manera que pudiera pagar todas las deudas pendientes sin detrimento de sus obligaciones de alimentos. Asimismo, podrían pedir la revocación si te condenaran durante esos años en sentencia firme por delitos contra el patrimonio, contra el orden socioeconómico, de falsedad documental, contra la Hacienda Pública y la Seguridad Social o contra los derechos de los trabajadores.

Beneficios adicionales

Además de desaparecer deudas, la Ley tiene otros beneficios que puedes obtener:

  • Volver a pedir financiación.
  • Desaparecer de los listados de morosidad.
  • Volver a tener tarjetas de crédito.
  • Empezar una nueva vida.

Gracias a la aplicación de la Ley de la Segunda Oportunidad, aquellos que han fracasado en su economía y sus finanzas jamás tendrán que arrastrar  sus deudas de por vida, mediante sus bienes e ingresos presentes y futuros.

Saber más de la ley
ACÓGETE A LA LEY