El reto de gestionar deudas

La percepción popular de las deudas se centra en los aspectos negativos, pero en realidad, hay muchos aspectos positivos que debemos tener en cuanta al gestionar deudas personales.

Después de todo, muy pocos podríamos permitirnos comprar una casa o asistir a la universidad sin algún tipo de ayuda a través del crédito.

La clave es hacer que la deuda funcione para ti, no en tu contra. Antes de solicitar una deuda personal, es importante entender los términos. Obviamente, tienes que devolver el importe total más los intereses, pero más allá de eso, los términos pueden variar ampliamente. Dependiendo del tipo de deuda, hay diferentes cosas a tener en cuenta.

Hipotecas de vivienda

Con la hipoteca de tu casa, debes comprender cuál es la tasa de interés, y si es fija o variable. Si la tasa de tu préstamo hipotecario es variable, averigua cómo y cuándo pueden producirse los cambios. El plazo estándar de una hipoteca es de 30 años, pero puede haber cierta variabilidad también en esto.

Finalmente, también hay que tener muy claro qué parte del pago mensual corresponde:

  • Al principal
  • A intereses
  • A la cuenta de depósito en garantía.

Si pagas más del pago mínimo, puede elegir si el extra se destina al capital principal, extender el periodo de pago o depositarlo en custodia. En este caso, debes hacer un seguimiento con la entidad financiera para confirmar que ha aplicado el pago correctamente.

Tarjetas de crédito

No todas las tarjetas son iguales, presta atención a los términos de cada tarjetas de crédito. Úsalas de forma responsable, es verdad que es muy tentador (y fácil) utilizar una tarjeta de crédito para comprar algo que no puedes pagar en este momento. Pero recuerda el alto interés que supone financiar las compras con tarjetas de crédito. Es probable que si no tienes en cuenta las condiciones estés pagando mucho más que el precio de compra. Pagar las tarjetas en su totalidad cada mes debe ser un objetivo, y hasta poder hacerlo con solvencia, debes limitar el consumo a crédito.

Además, debes tener cuidado con algunas de las ofertas que recibes por correo. Muchos proveedores de tarjetas de crédito te enviarán ofertas tentadoras. En la mayoría de los casos, estás ofertas se considera un anticipo de efectivo, que a menudo tiene una tasa de interés más alta que la tasa ya alta que se cobra en las compras.

Préstamos para la compra de vehículos

Cuando solicites un préstamo para adquirir un coche, te ofrecerán diferentes términos de préstamo. Aunque aumentar el plazo del préstamo generalmente disminuye los pagos mensuales, intenta obtener el préstamo más corto posible. A menudo, los préstamos para vehículos a largo plazo (6 años, por ejemplo) derivan en una deuda superior  al valor del vehículo en algún momento de la vida préstamo.

Contacta con nosotros

Un especialista en la 2ª Oportunidad atenderá personalmente tu caso.

Contacta con nosotros

Un especialista en la 2ª Oportunidad atenderá personalmente tu caso.