La Ley de Segunda Oportunidad no es perfecta. Te puede ayudar, pero está llena de obstáculos que hay que saber sortear adecuadamente.

  • Oportunismo profesional
  • Errores legislativos
  • Incapacidad judicial
  • Y mucha Desinformación

No subestimes las dificultades que las Trampas de la Segunda Oportunidad pueden plantearte.

MAS INFORMACION