Empieza de Cero

¿Cómo se puede declarar una persona insolvente? 

¿Cómo se puede declarar una persona insolvente? 

¿Cómo se puede declarar una persona insolvente? 

Como te hemos ido contando en anteriores artículos, ya sabrás lo que significa la Ley de la Segunda Oportunidad (LSO) y para qué sirve. Si estás pensando en solicitarla y acogerte a su amparo, tendrás que conocer a la perfección todas las partes del proceso por los que vas a tener que pasar y vivir para que no te encuentras con malas sorpresas ni errores en los momentos clave. Te aconsejamos que veas y te informes de cualquier duda que te pueda pasar por la cabeza para estar seguro y tranquilo de la decisión que vas a tomar.  

Hoy en día son muchos los expertos que se están especializando en el tema de la LSO por la gran demanda que está teniendo a raíz de la crisis sanitaria por el Covid-19. Por ello, hoy queremos explicarte de qué manera puedes declararte insolvente ya que tendrás que hacerlo en el momento que solicites la LSO.  

¿Cuáles son los requisitos para declararse insolvente? 

Declararse insolvente es como comúnmente conocemos decir que nos encontramos en bancarrota. Esto significa que no puedes hacer frente a las deudas que tengas y que tus bienes están por debajo de la cuantía en cuestión. Entonces, para llegar a tu objetivo necesitarás declararte en esta situación cumpliendo los siguientes requisitos: 

  1. Ya seas autónomo o persona física, tendrás que tener más de una deuda pendiente durante más de dos meses. Ya sea el mismo acreedor o distinto, pero tendrá que estar dentro de este límite de tiempo. 
  2. Estas deudas no pueden ser por cualquier motivo, si no a consecuencia de desarrollar la actividad profesional.  
  3. Para que la LSO tenga efecto, el total del valor acumulado de las deudas tiene que llegar al 10% del pasivo total de la persona afectada por este endeudamiento. 
  4. Que las deudas no superen los cinco millones de euros. 

¿Cómo saber en qué momento puedo declararme insolvente? 

Para llegar a este momento debes estudiar todas las posibilidades que puedas tener para acabar cuanto antes con tu situación. Por lo que intenta llegar primero de todo a un acuerdo que pueda velar por tus intereses con los distintos acreedores. Puedes hacerlo a través del notario que trabaje contigo para que cumpla él con la labor de mediar en este acuerdo. 

Si de lo contrario, es imposible que la otra parte ceda y puedas conseguir mejorar tus condiciones. Tendrás que contratar a un abogado para que te organice todo el proceso. Es ahí cuando ya entrarías en toda la parte del procedimiento de la Ley de la Segunda Oportunidad para poder conseguir esa nueva vida que estás deseando que llegue. 

Si tienes cualquier pregunta o cualquier cuestión que no terminas de entender y le estás dando vueltas, no dudes en contactar con nosotros para que te podamos ayudar en todo lo posible sin ningún tipo de compromiso. Está en tu mano volver a empezar libre con una vida nueva llena de posibilidades y de nuevos retos.  

Contacta con nosotros

Un especialista en la 2ª Oportunidad atenderá personalmente tu caso.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comparte esta noticia
Facebook
Twitter
LinkedIn