Cambiar de abogado

Como sucede en todas las profesiones, los abogados cuentan con una serie de obligaciones de cara a los clientes. Al tratarse de una profesión tan delicada, una negligencia por parte del letrado puede traducirse fácilmente en una fuerte repercusión económica para el cliente.
Y aunque esto sucede en contadas ocasiones (Por lo general los abogados son figuras ampliamente respetables y con una profesionalidad innegable) es normal que llegados a este punto el cliente se pregunte qué hacer y cómo recurrir.

Antes de saber si debes cambiar de abogado y si puedes o no denunciarlo debes conocer sus obligaciones hacia ti:

¿Cuales son las responsabilidades de un abogado ante sus clientes?

El abogado tiene la responsabilidad de representar de forma competente a cada cliente, lo cual se resume en los siguiente puntos:

El letrado debe tener los conocimientos y la pericia legal necesaria para representar a ese cliente en un proceso concreto.

Sus honorarios deben ser razonables, e ir a acorde a lo establecido por los factores definidos en las Reglas de la Responsabilidad Profesional.  Debe actuar con diligencia y rapidez en todo el proceso y en todas las etapas que lo componen.

El letrado debe ser cuidadoso de que no exista un conflicto de intereses con el asunto a tratar o con los clientes.  El abogado debe comunicar al cliente toda la información que tenga a mano sobre materia legal relacionada con dicho asunto. También debe consultar todos los detalles que se escapen a su comprensión en ese momento.  El profesional tiene la responsabilidad de cumplir con los deseos del clientes y llevar a cabo sus decisiones. Ejemplo: El letrado tiene la obligación de convenir en un acuerdo sobre declaración de culpabilidad o un arreglo civil según lo ordene su cliente.  Salvo razones de fuerza mayor el abogado debe conservar toda la información dada por el cliente con absoluta confidencialidad.

¿Qué es razonable a la hora de cambiar de abogado o de proceder a denunciarlo?

Un abogado por lo general es un profesional que actúa bajo su código ético y profesional por lo que muchas veces no sabemos si es razonable o no presentar una querella contra él.

La violación de una o más de las responsabilidades anteriores puede ser motivo más que suficiente para querellarse contra un abogado. Sin embargo en la mayoría de los casos lo habitual es preguntarse si otro letrado habría actuado igual en las mismas circunstancias, si la respuesta es que no, podemos presentar la denuncia, ya que podría tratarse de un acto realizado con malicia o una mala práctica profesional.

Cómo denunciar a un abogado

Los clientes que sientan violados sus derechos por parte del letrado pueden presentar una reclamación por negligencia legal ante un tribunal. En caso de que el cliente pueda demostrar que el abogado actuó de manera negligente y que esto le afectó de forma negativa en materia económica, podrá conseguir una indemnización monetaria por parte del letrado.

Llegado el caso de comparecer en la corte, un abogado calificado en litigio y apelaciones podrá atenderlo, ayudarle a comprender la ley y representarlo ante dicha corte.

Contacta con nosotros

Un especialista en la 2ª Oportunidad atenderá personalmente tu caso.

Contacta con nosotros

Un especialista en la 2ª Oportunidad atenderá personalmente tu caso.